viernes, 28 de diciembre de 2012

Nuestro día


                                                         Mi cojín porta- alianzas
Nuestras manos y alianzas

Esta canción es de piel de gallina,cacareo y puesta de huevo incluidos...Como me gusta!.La descubrí un día viendo un programa por la tele, y desde entonces,se ha quedado en mi memoria al lado de otras más.

Contar que después de recuperar a mi amiga, pues ahora ya puedo decir que así ha sido,que los años es como si no hubieran pasado,que seguimos siendo amigas,mi hermana postiza ha vuelto a mi vida. Y mola mucho,porque vamos a engañarnos.Junto a ella pude organizar mi gran DÍA,mi boda.

Ella estuvo ahí, compartiendo mi ilusión, mis nervios, echándome esa mano para que donde no llegásemos mi agonía y yo,llegaba ella,calmándome como una hermana calma a otra.Y eso que lo organizamos todo en un mes o así:el hartón de correr, de papeles arriba y abajo, las visitas a Barcelona, la de veces que dormimos fuera de casa para aprovechar los viajes,las estrujadas de cerebro pensando los detalles a la gente, como sorprender para no ser como los demás... En todo esto ella estaba ahí, apoyándome. Lo mejor de todo,es que pudo estar ese día conmigo,pasando y disfrutando ambas de ese gran día.

La verdad es que nuestra boda la organicé con todo el cariño del mundo, y sobretodo, buscaba poder sorprender a todos,incluido a mi marido,pues hasta ese día, él no vio mi vestido (como esta mandado,ya lo se). A las pruebas y decisión de cual sería fueron las mujeres de mi vida: mi madre,mi suegra y mi hermana postiza.El primer día en la tienda, sabía que me quería probar y la dependienta, me aconsejó un último por ser favorecedor. Y tras dos vestidos que, bueno, me veía más morcilla de Burgos embutidilla que futura novia que va al altar...me probé el que dijo.Fue enfundármelo y verme como una princesita de cuento; no me hizo falta seguir con probaturas, me quedaba con ese.estaba decidido. Él enseguida encontró un traje,se lo arreglaron y como no,yo tampoco lo vi hasta la fecha elegida.

Luego empezó la búsqueda del restaurante (algo apañado sin ser un banquete en toda regla,pues íbamos a ser pocos...si pocos,si me despisto¡). Miré por nuestra zona y di con dos interesantes; como la fecha era bastante inminente me puse en contacto con el primero que me gustaba.Le ponían buena critica y esas cosas,pues ahí que mando un mail. Como no contestaron enseguida, nos pasamos dando un paseo,estaba abierto y nos atendieron muy amablemente: "déjanos un número de teléfono y un correo, que en breve te mandamos una propuesta de menú". ¿Os ha llegado algo a vosotros?, porque yo aún lo sigo esperando,será que con los tiempos que corren, se podían permitir perder 1000€ sin importarles mucho...

Eso nos hizo tener que correr a la segunda opción (la cual nos encantó 10 minutos más tarde,al salir). Les mandé muchos correos con preguntas,dudas y demás, los cuales me contestaron siempre y dieron la tranquilidad de, podernos ir 12 días antes de la boda a Murcia, para hacer mantecados (y pillar un virus de estómago, el que me ayudó a no ganar peso y hasta perder algún kilo y todo).Así que encargué una comida en un restaurante que no había probado NUNCA, para el día de mi BODA con 25 invitados a esta...Hay que tenerlos cuadraos eh?.

Los detalles a nuestros invitados los saqué de una tienda a 5 minutos de casa, donde desde el primer momento nos trataron fenomenal; y de ahí me prendé de mi futuro ramo,pero tuve que esperar un poco pues hice a mi hermano padrino.
La verdad es que mi boda le supuso un palo, pues se agobiaron mucho por ser tan inminente; así que tras ver su pasotismo, le dije que me gustaba un ramo y lo que valía.Ingreso la pasta y arreando...
Era se tela porque lo iba a regalar a mi hermanita postiza (algo que no descubrió hasta el momento que me puse delante de ella, con él en la mano tendiéndoselo y, con los ojos llenos de lágrimas y mucha emoción, nos abrazamos bien fuerte); las naturales son bonitas pero esas le iban a durar para siempre, de mi color preferido, lila como no y llenas de todo mi cariño hacía ella.Y mira que me miraron todos raro cuando dije que era de tela (se pensaban que iba a ser como los del chinos...), que si se notara,que menuda cosa más rara. Todo fuera darme por donde amargan los pepinos,pero yo me mantuve en mis trece,iba a ser de tela.Os diré que TODOS alucinaron con su tacto y su aspecto,si no decías que era de tela,lo habían de oler para descubrirlo.

Para los padres me recorrí foros,blogs y páginas donde dieran la más mínima idea original y que se saliera de lo típico; yo no quería un marco de plata con nuestra foto a mi suegro y, para mi suegra y madre,un ramo de flores despampanante (con todos mis respetos a quienes lo han hecho como regalo).
Los hombres suelen ser dificilillos y mi suegro aún más,pero estrujándome las neuronas y conociéndole un poquito, le quise dar en la tecla que le emocionara un poco. Y lo conseguimos,pues al día siguiente me dijo que no nos pudo decir nada al dárselo,porque le saltó una lagrimilla de pura emoción (cosa puuuuuuuuuuf excepcional donde las haya): un cuadro enmarcado con la heráldica de su apellido.
Para las mamis aposté por algo relacionado con su adorado nieto,mi amado hijo: una cadenita con un colgante de un niño con cristales de swarosky y el nombre de él, grabado detrás. Fue dárselo y ambas pedir que se lo pusiéramos al cuello; otro acierto para la saca jeje.
Con la ilusión que lo compramos todo,  nos llega a salir rana algún regalito y ¡me da un pasmo!.

Ahora faltaba el fotógrafo; ¿donde encontraba yo algo que se ajustara a mi minúsculo presupuesto?, pues en san Google seguro que había algo BBB= Bueno.Bonito y Barato.
Así que le di a las teclas y busqué hasta dar con uno,me puse en contacto y deciros que,tras dos horas de charla salimos algo aturdidos pero con fotógrafo contratado para nuestra boda. Y a un precio de escándalo,oigan.

La peluquería salió de casualidad de un comentario con la chica de los detalles y el ramo: "mírate aquí en la Llongueras,son profesionales y seguro que se amoldan a tu presupuesto" y ahí me fui. Las chicas un encanto que te hacían sentir muy cómoda,trato profesional y verte guapa; ¿que más se podía pedir?.
Con todo esto atado y reatado, sólo faltaba esperar al día,que parecía que no llegase nunca y llegó en un suspiro.

Mi último día de soltería lo pasé, medio en visitas de nuestro hijo en el hospital (nada grave,no preocuparos) y el otro medio, nerviosa, agobiada y corriendo como nunca para llegar a todo.Esa tarde me acompañó mi amiga hasta que nos dimos las buenas noches, a la espera de que llegara el gran día.

Levántate tempranito,una ducha rápida,desayunar mientras le das el desayuno al bebito guapo, mi hermana saca al peludo a aliviarse de toda la noche. Corriendo a la pelu donde nos esperaban mis hadas madrinas, que nos dejaron guapas guapas.Corriendo a casa porque el fotógrafo ya me está esperando (mientras tu hermano te manda un sms que llegan casi al mismo tiempo que tu a casa).Corrieeeeeendo despelótate, empieza a ponerte  las medias, el can can y entra tu cuñada (la cual ya has oído hablar cual asesora de imagen de novia y probadora de vestidos fuera) para ayudar a vestirte (y yo que quería que fuera mi hermana,pero la hemos tenido que dejar en la pelu acabándose de arreglar,grrr). Me pone el vestido de princesa y empieza el baile: el fotógrafo pregumta si estas lista,dices que si y la cámara te enfoca sin piedad: ahora ponte así, quítate las gafas,tócate el pelo, mírame así, "tienes el vestido desabrochado" (ahi te cagas en la que te ha ayudado,que según ella estaban todos los botones abrochados...).Te ayudan los dos fotógrafos entre guasas y bromas.

Se acerca la hora,lloras como una magdalena cuando tu hermano te lee ese verso lleno de cariño,tras darte tu ramo de novia. Las fotos con la familia (pequeña,pues los que más han venido son familiares de tu marido,por ser un día laborable).Tu hermana que se esconde y le tienes que decir en tono amenazante que haga el put.... favor de venir a tu lado; los arrumacos de tu hijo tan guapo vestido de pequeño caballero, llamar al uno d elos peludos de la casa para que te inmortalicen con él (es parte de mi familia y muy importante para mi,no podía ser de otra manera la sesión de fotos jeje).

Bajas corriendo que te llaman del juzgado: llegáis tarde y no hay nadie ahí. Te da de todo,llamas al futuro marido "vete pitando a ver que pasa".Llegas al juzgado, salen los familiares que te dicen lo guapa que estas y te miran con esos ojos,en los que ves que es de corazón ese piropazo. Y lo único que quieres es entrar para verle a él...

Mis ojos solo le buscaban a él al entrar, iba del brazo de su padre (el cual me entró con todo el orgullo del mundo) y le vi.Que guapo estaba mi futuro marido ahí nervioso mirándome, vestido con su traje y la camisa de mi color preferido: lila. Ese beso en la mejilla,esa mirada de "buf, ha merecido la pena toda la espera y el misterio". Las palabras serias y las no tan serias que nos dice el juez, el beso que sella que somos un matrimonio, nuestro libro de familia juntos...Pasó todo tan rápido que no lo pude saborear del todo.

A la salida todos esperándonos arroz y pétalos de rosa en mano "viva los novios" y una lluvia de cariño nos regó a ambos,dejando un rastro de perfume de rosa fantástico.Empezaron a caer gotas de una tímida lluvia que amenazaba con animarse; así que nos fuimos rápidos a hacer las fotos a un parque cercano.Ahí me pelé de frío cosa mala pero fardé de vestido, de peinado, de momento especial, cosa mala. Chavales que salían del instituto nos miraban curiosos, desde los coches nos felicitaban, mujeres me miraban y sonreían cómplices de ese momento. Era mi día especial compartido con la persona a la que quise,quiero y querré: mi marido.

En el restaurante seguimos con las fotos, los besos de la familia, los buenos deseos y las felicitaciones, la exquisita comida, los regalos a los invitados, las sorpresas,la emotividad,el amor, el cariño,el calor de los que te quieren...Todo ello estuvo en ese banquete,regado con nuestros besos y los flashes de las cámaras.
Fue un día donde todo salió redondo,aún siendo distinto en algunas cosas a lo preparado,perfecto todo.
Así que me hayo casada con una persona a la que quiero, con la que he compartido un día muy hermoso   y tenemos un hijo maravilloso en común.

Esta ha sido una de mis esencias más especiales...

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...