sábado, 22 de septiembre de 2012

¡Bienvenida a la república independiente de mi vida!

Tras el periodo de vacaciones al que he sobrevivido (lo que cambian los cuentos,mi bruja mala me ofreció compartir un mes de vacaciones,al pueblo),se puede decir que las asperezas están más que limadas (siempre queda algún pellejo,no nos engañemos). Un mes de convivencia día a día, donde lo bueno y lo malo,aflora de nuevo (esta vez, con respirar 20 veces y tragar bastante quina),lo pude superar.Un mes a solas con los suegros y,tu hijo,dan para mucho,de verdad de la buena.

Mi bomboncito enamoro a todo el mundo "que niño más bueno,ni se le oye","pero que bien se porta,parece que no esté",y muchos halagos más recibí de él. Con el tiempo mi pequeño bebé se está convirtiendo en un,pequeño niño. Atrás quedan los días de tímidos intentos de caminar,mientras gateaba a trancas y barrancas; ahora ves al gato o al perro corriendo,y unos pasitos a toda velocidad tras ellos (el gato corre  que se las pela muy a menudo,huye de él como de la peste). Mi niño va camino de dos años,puf...¿ya?.Donde se me han quedado estos dos años,a ver...quien me los ha quitado ¿eh?...vengaaaaaa no puede ser,que me han pasado volando no,lo siguiente multiplicado por diez.

Crece que no te das cuenta,tienes que mirarte las fotos para recordar que,este proyecto de hombrecito que ahora se sienta en el sofá a ver Mic,Lua o a Dora,hace "ná",dormía todo el día y tomaba bibes. Rebuscar en tu memoria esos instantes tan bonitos, esas primeras veces de muchas cosas, que, pasan sin que te des cuenta.A ver, a quien proceda...¿no podría darle menos caña a la locomotora?, es que hay algunas estaciones del recorrido,que molan mucho y... ¡esto va muy rápido!.

Está para comérselo,es guapo a rabiar, simpático que no veas, enamora al más pintado. Si hasta el gato ha claudicado y ha visto,que no está tan mal eso de tener una mini-personita dándo esos Ayyy tan característicos al verle.Mi pequeño,eres lo más grande que tengo y,a veces soy tan idiota que no lo recuerdo ni sé ver...

Cambiando de tercio, mi reencuentro con la amistad,salió muy bien.
Me encanta volverte a tener en mi vida,mi amiga,mi guarda secretos,mi confesora de burradas o seriedades, mi tablita de rescate en este mar, de conocidos y falsos amigos. Mi otra yo con otros gustos,otros problemas,pero mi otro yo en otra alma. Desde que perdí a la que era mi mejor amiga,esa persona que me conocía como yo misma sin aún saber,ni porque ni si hice algo mal,confieso que estaba muy sola. Tengo a mi Reina Hada pero ella es más la madre que habría querido,hay cosas que solo a una amiga muy íntima le cuentas,pues solo ella no te juzgará con tanta severidad,como lo harías tu misma.

Y sin buscarlo,sin querer,sin saberlo si quiera, has vuelto a mi vida y a la de mi hijo,le quieres y cuidas como una buena tita, estás pendiente de nosotros,de mi, de lo que nos sucede o estar por venir. Animas mis sueños a que salgan,a que vuelen libres; calmaste mis lágrimas cuando la añoranza me invadía por las noches a muchos kilómetros de otra medio corazón, me aconsejas desde tu prudencia, para que escuche a mi vocecita; halabas mis ansias de ser buena en aquello que tanto me gusta.
Eso tiene un nombre y es: ser mi mejor amiga. Esa vuelves a ser tu, y ¿sabes?, me alegro que vuelvas a estar ahí, igual que yo intento estar a la altura. Llenas mi vida con esa parte tan importante que es la amistad, mi escalera vuelve a tener el peldaño que le faltaba.Grácias de verdad,estas letras van por ti, por la amistad y el cariño que sigue como si nada hubiese ocurrido, por tu respeto, por estar en mi vida,por dejarme estar en la tuya.

No hay comentarios:

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...