Días para desconectar

Pasadas las primeras vacaciones en las que, no se me ocurrió nada más que pintar medio piso (como dice Dark mi perro, lo mío es cabezonería y un alto grado de masoquismo con la tornadera que ha caído y vendiendo pintura todo el año), disfrutar de tardes tirada en la butaca con el portátil y bastantes horas de wii (que queréis que le haga, cuando una no puede compartir las vacaciones con su amado se busca con que llenar las horas je je); además de la correspondiente limpieza de mi casa, en muy breve (tanto como el día 11) disfrutaré de unas verdaderas vacaciones. Como digo yo la vaca no da para mucho y solo nos podremos permitir una escapadita de 3 días a Andorra; la “vaca” daría para más si no tuviera la dichosa boda ainnnnnnnnnnnnnnnns (suspiro extra largo y lleno de resignación). Si amigos, después de estar todo el año trabajando cual capu… llegan los días que puedes estar con tu pareja, disfrutar de esos momentos y no puedes ni largarte una semana ahí donde Cristo perdió la zapatilla, que depre!. Ya sé que no todo es hacer un viaje pero la verdad, me jode mucho pues los cuatro duros ahorrados se van para el bodorrío; ya no digamos que opina mi amor porque sonaría obsceno jeje!.
Que luego seguramente me lo pasaré bien, disfrutaré de momentos llenos de emoción y bailaré todo lo que me echen, no lo niego, pero para ser sinceros, si pudiera escaparme de no ir, lo haría pero la familia ya sabeís…
Es que con estos meses me he dado cuenta que la futura esposa ha pasado de ser una niña muy tierna y simpatiquísima, a ser la bruja de la Blancanieves (que si critico en los morros a mi suegra, que si voy cual desesperada tras los euros, que si me pienso que soy la princesa de nunca jamás….); eso muñeca te ha hecho perder muchos puntos a mis ojos que lo sepas además que, pienso que cuando repartieron la educación estabas en los futbolines haciendo campana segurísimo. Lo que más mal me sabe es que varios estamos viendo a venir que este matrimonio no durará mucho, pero hay cosas que las tiene que ver el implicado así que, tocará ponerse mona y disfrutar del espectáculo.
Mientras llega el día pienso disfrutar de esos tres días de intimidad, no tener horarios, perrear lo máximo, divertirme mucho con mis peludos (que cuando no te hacen una, te hacen otra ji ji), tener momentos de cariño, ir con nuestros amigos, desconectar de la tienda y de mi jefe; en resumen disfrutar de unas cortas pero merecidísimas vacaciones.
Tengo unas ganas locas de esos tres días porque a parte que el lugar es bonito, disfrutaré cual enana comprando perfumes y cositas varias; suena muy “consumidora compulsiva”, pero no creais que es para tanto ;).
Mando un saludo muy especial a mi niña pues esta en una época muy difícil de su vida: neni que lo único que me importa es que seas feliz y te hagan feliz, te quiero ya lo sabes.
A mi alegría perpetua: ánimo con ese nuevo proyecto, seguro que sacaras esas opos y serás una crack como lo eres en todas las miles de cosas que haces, te quiero mucho.
A la brujilla de los cuatro duendes peludos todo mi cariño y que nunca se apague tu llama, eres una mujer 10 como pocas; vaaaa si que sabes que te quiero también.
A mi flor más querida, como ya te puse eres la estrella que ilumina el camino de ellos y, personas como tu no deberían extinguirse jamás; cuando la tristeza acuda sílbame que acudiré a ti,un besazo preciosa.
Para todos los demás, os dejo mi cariño que no es poco y besos a repartir.

Comentarios

Yogui ha dicho que…
Pues a disfrutar de esos tres días plenamente y "pelillos a la mar"
Patitas
Yogui y Carlos

Entradas populares de este blog

Mi despedida para ti...

Bendita rutina