Parece que amainan las tormentas

Menos mal que las cosas se han ido calmando en mi pequeño hogar, de no ser así creo que andaria más pocha que una ensalada en la nevera!
Me gustaria seguiros hablando de cosas de chicas, menos dolorosas que la depilación, pero que nos llevan igual de cabeza...¿Qué me pongo?
Todas nos hacemos esta pregunta cada día y ya ni digamos, si tenemos una cita especial, una cena, una reunión etc etc que entonces, es cuando además de hacernos la pregunta, nos hacemos hasta esuqemas mentales.
Primero,averiguamos como van a ir los demás invitados (no vaya a ser que nos presentemos cual divas del celuloide cuando el evento será de lo más informa y nos veamos haciendo el ridículo más espantosol; por eso freímos a preguntas a quien lo ha organizado para no meter la pata), luego, ya es cuando ponemos en marcha la maquinaria cerebral para pensar posibles modelos que nos vayan bien. Puede pasar que pensemos en ese vestido tan mono que tenemos en el armario (si,ese que nos hemos puesto un par de veces solo y está nuevísimo!) y al seleccionarlo mentalmente como el ganador del sorteo, nos encontremos que la cremallera no sube...Horror y desolaciooooón!!, maldito chocolate que combina tan bien con esos croisanitos recién hechos.Todas esas maldiciones y más nos salen del alma cuando una pieza de ropa no nos entra.Y para rematarnos del todo, solo falta que nos oigamos un"¿porqué te pones así, con la de ropa que tienes?", pues porqué nos ha costado media mañana elegir ese vestido y queríamos ESE y no los demás, porque eso significa que nos hemos engordado y jodeeeeee y porque, no, no tenemos tanta ropa como ellos creen...¿o si?.
Después de estrujarnos el cerebro,el cerebelo y demás partes de nuestra cabecita con el modelo de ropa, nos faltan los complementos:¿botas o zapatos?,¿pendientes largos,sin pendientes o unos pequeñitos?,¿bolso de vestir o de sport?,ale! a mirar que nos combina mejor.
Y ya tras horas delante del espejo, provándonos esto,aquello y lo de más allá como si fueramos modelos de pasarela (mi perro yo creo que ya se parte de risa cuando me ve así,debe pensar que los humanos estamos como una chota), acabamos decidiendo que el conjunto total elegido, nos queda bien mono,misión casi cumplida!, ya solo nos queda el perfume y el maquillaje (que este último ya es harina de otro costal). Según nuestro ánimo elegiremos un aroma más fresco o más intenso y ya estaremos listas para triunfar,si!.
Saludos para quien me lea,respetad y así sereis tratados!

Comentarios

Darcy ha dicho que…
Q razòn tienes amiga, q razòn, jijiji

Un beso!

Entradas populares de este blog

Días para desconectar

Mi despedida para ti...

Bendita rutina