jueves, 5 de marzo de 2009

¿Será normal mi gato?

Me gustaría contaros algunas de las peculiaridades de mi gato, la verdad es que tiene unas cuantas y a cuál más especial o bruta.
Cuando le adoptamos hace ya unos dos años y pico, mi amiga me dió comentandome que era un bendito,se dejaba hacer de todo y estaba acostumbrado a convivir con perros (una de las condiciones primordiales pues mi perro estaba muy marcado por la gata que tenía antes,Nina).
Al principio pues era el típico gatito dulce y mimosón (tenía unos cuatro meses), siempre buscándonos a todos para que le acariciasemos o para jugar con él; al perro le costó bastante darse cuenta que Melito (diminutivo de Caramelito por lo dulce que era) solo quería jugar y su compañia,nada de atacarle. Cuando ya s ehicieron amigos, empezaron a compartir su cama delante de la estufa y ami se me caía la baba la verdad, era uno de mis sueños poder tener juntos gato y perro llevándose bien ambos.Hasta aquí todo muy normal, la convivencia entre ellos es buena y con nosotros también, bien, ahora empiezo a contaros algunas de las trastadas que nos hace; llegué hasta a consultarle a un conocido en gatos y la respuesta fué que se aburría (manda narices).
Melito nunca bebe agua de su bebedora, prefiere bebérsela cuando esta sucia (ejemplo:cuando dejas un vaso sucio de cocacola o lo que sea con agua para reblandecerlo), o cuando llenas la pica para lavar los platos y está calentita y con jabón (debes ir con cien ojos o te lo encuentras amorrado bebiendo tan ricamente) o, directammente se va a la del perro (será que está más sabrosa con babitas caninas,no sé yo ya que pensar). El caso es no beber nunca de su cuenquito y mejor si el agua no está limpia.
Tiene gran pasión por tirarte las cosas del sitio que sea, si tienes el reloj de pulsera encima de la mesa pues con la patita lo empuja y ¡paf! al suelo que va (no importa lo que sea o lo que pese,si a él no le parece bien la ubicación, el suelo es su destino). Los bolígrafos son grandes juguetes para Melito; los coje con su boquita de piñón por el tapón y o te los cuela bajo el sofá, o te los deja en medio del comedor, nunca tal y como los dejaste tú.
Con las frutas y las verduras también tiene su pelea particular, no es raro encontrate una mandarina en el recibidor o una naranja en las zapatillas de mi madre. Su último logro (pues aún me intento imaginar como lo hace) és irse al verdulero de la cocina (ese con ruedas que hay en muchas casas y que encima dejamos las bolsas de plástico), cojer un tomate, meterlo en una de las bolsas y pasearlo pasillo arriba, pasillo abajo (si que es listo si el puñetero).Con los zumos de fruta no mejora mucho la situación, pues un día dejé detrás de la puerta de la cocina un zumo de naranja (suele ser algo ácido y que además, es un olor que les molesta), pues a él no; mordisquito a mordisquito le hizo un agujero por donde se escapó la mitad del zumo (y con la leche nos lo hizo un par de veces hasta que decidimos esconderla de su alcance, es uno de sus alimentos preferidos y se vuelve loco por los lácteos). Como veis, se aburre pobrecito....
Una de sus manías que nos tiene algo preocupados es, el acusado fetichismo que tiene con la ropa interior de mi madre (no se si llevarle a un psicólogo felino o cerrar bajo llave los cajones). Con toda su gracia felina, se sube a la mesilla de noche y con las patas traseras, se apoya en el borde del cajón que se desliza por el peso; pega una ojeada (supongo que decidiendo colores y texturas,vete tu a saber) y agarra con cuidado un sujetador y se lo lleva colgando de la habitación hasta el baño, lo deja en medio y se va. Las bolsas de cartón, cajas, billetes (como te despistes,es muy rápido y sigiloso),nóminas de trabajo, revistas o cualquier derivado del papel, ¡le pirran!. Los coje y con suma paciencia, los muerde en bocados pequeños (que nunca se traga,los escupe minuciosamente) y te deja la mínima expresión. Solo deciros que no puedo tener ni un triste calendario en casa ya que, como es muy largo llega a todas las alturas (y ponerlo en el techo creo que sería muy incómodo para pasar las páginas), acaba con ellos.Cada año comprábamos unos muy bonitos de animales pero viendo el final del primero, en el cajón están muy bien grácias.
Loa cubiertos,el salero,el estropajo del nanas ,el cartón de antical o el suavizante de la ropano han podido escapar de sus ataques: los cubiertos han acabado repartidos por la cocina, el salero medio vacio encima de la cocina, el nanas medio destripado (so pena se tragara un trozo y tuvieramos que salir corriendo por el nene al veterinario) y la caja de antical, medio partida y más de la mitad esparramado al lado del bote de suavizante lleno de sospechosas marcas de sus dientes. He llegado a pensar que este animal es inmune a los detergentes,por suerte nunca se nos ha envenenado.
También hemos llegado a la conclusión que es inmune al dolor físico (no penseis que le pegamos,nada más lejos de la realidad). Si vierais como empieza a correr y si estás en medio de su paso sentado en una silla, se estampa literalmente contra ella (moviéndote a ti sentado encima) pensariais como nosotros. Se pega cada golpe él solo contra las cosas que suele solo de verlo, pero él como si nada, sigue con su carrera.Creo que es de goma o de una materia aún no descubierta pro la Nasa,sinó, no es normal.
Como muchos gatos le compramos juguetes para que se entretenga (él está empeñado que el perro es su juguete particular,por eso intento tenerle de felinos ya que mi pobre perro debe estar de él hasta el infinito y más allá): las típicas ratitas acaban medio calvas de lo bruto que es jugando con ellas, los que son un muñeco con un muelle que se cuelgan de una silla, acaban volando por los aires de lo bestia que es al tirar de ellos (y sinó, directamente te arrastra la silla del comedor a tu habitación, igual lo hace a modo de protesta,vete tu a saber), las pelotas todas bajo el sofá. En definitiva, él se divierte mucho más con el perro mordiendole por donde sea o lanzándole la zarpa, que con mis estúpidos juguetes. Eso hace muhco que lo tengo clarísimo.
Una de las travesuras que me hizo reír más fué un día, que se dedicó a tirar todos los peluches de encima de un armario (hay como mínimo 20) y escogió un patito pequeño entre el desparrame peluchil.Luego, se debia sentir muy solo cuando hacia sus necesidades en la arena, porque sin pensárselo, cogió al patito y lo dejó en el fondo del cajón de su arena pegándole un susto de muerte a mi madre: la pobre cuando llegó vió una forma ahí metida y pensaba que era otro animal, menudo susto se dió...
Ya habreis visto que en mi casa no nos aburrimos con el gato, cuando tenemos que irnos siempre tenemos que seguir varias rutinas, para esconder de su alcance todas las cosas que nos pueda o cambiar de sitio, o destrozar (le tengo rebautizado como Meliteitor). Muchas veces a llegado a desquiciarnos con sus inacabables trastadas, pero cuando se te acerca ronroneando todo meloso para que le hagas carícias, se te borra la mala leche.Espero que vuestros gatos sean más "normales" que el mío, sinó es así os entiendo perfectamente...
Un saludo para quien me lea, respeta y serás respetado.

7 comentarios:

Molli y Kimi dijo...

Hola soy Marga la mamá de Molli y Kimi. Pues decirte que si , tu gato es normal, los mios hacen casi lo mismo que el tuyo, tira todo lo que se le ocurre al suelo, cuanto mas pequeño sea mejor, los mios tampoco beben de su bebedero tengo que ir con mil ojos como tu, prefieren el agua sucia.
Molli hasta se sube por las paredes, las cortinas, las puestas, armarios etc...
Tambien lo que hace es que se lleva cualquier trapo con la boca al pasillo, pero no solo trapitos si no las mantas del sofá mi albornoz toallas de ducha, la ropa del tendedero etc...
Pero no es diario, solo de vez en cuando, menos mal.
Lo que pasa que comparandolos con los perro, son muy diferentes.
Si creo que es un poco por aburrimiento, porque Molli es muy activa,pero Kimi es mucho mas tranquilo, y no hace nada de lo que hace Molli.
En definitiva Mucha paciencia.
Besos. Marga
Ronroneitos: Molli y Kimi

Gracias por visitarnos.

leonor dijo...

CREO EN LOS MILAGROS!!!!! si lo gatos son mayoritariamente como Molli y Melito, es un milagrito de verdad que sean cada vez más populares como animales de compañía. Pobre Marta, yo que te recomendé a Melito por bueno... Su hermanita Melín (Caramelín), es también muy muy trasto, pero... como disimulaba en casa el muy falso....

Yogui dijo...

Y yo me pregunto... Si esto lo están leyendo Nube y shining ¿Se les estarán poniendo los pelos como "escarpias" de lo que les espera?, y encima parece que les llegan dos...
En fin, compadezco a mi primín que ya se le ve que es muy sufridito él.
Patiabrazos
Yogui

didac dijo...

ke sufrimiento por dios ......menos mal ke se les kiere !!!!

un beso y la solucion no la tine nadie ijijijij
besos

Darcy dijo...

No, no, esto no le dejarè leerlo a Nube y Shining!! buff... con lo que me ha costado convencerlas, jejejeje

Darcy dijo...

madre mia!!! cuando me den los mios! a mi todo esto me va a pillar muy de sorpresa!!! pero sabeis que? que me apetece, sì, echo de menos todo eso.
Un besete guapa.

Efi (la gata naturalista) dijo...

Mieliteitor, qué bueno! Se acaba de conventir en mi héroe! Es un super- gato
¿Como va aburrirse? si no tiene tiempo
Saluudos!

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...