Si cada uno se dedicara más a lo suyo,iríamos mejor!

Muchas veces me pregunto ¿es que la gente tiene tan poco trabajo con tirar su vida para adelante, que se tiene que meter en la ajena?. A ver, es que a mi no se me ocurre intentar dirigir la vida de nadie ni marcarle ningún tipo de pauta ¿porqué se empeña en hacérnoslo a nosotros?, pregunta sin contestación…
Mira que vivimos a unos 70 km que nos separan de nuestra antigua ciudad y de los nuestros, llevamos una vida dedicada a trabajar y descansar cuando se puede, no molestamos a nadie con llamadas contando nuestras penas (que para algo tenemos un cerebrito que nos ayuda a solucionarnos los problemas), en pocas palabras: no damos por saco a nadie. Aún con estás, la muy…. se empeña en darnos lecciones de todo y dejarnos a la altura del betún y más abajo si existe. Ha llegado un punto que no se si pensar que se está haciendo mayor (más de cabeza y espíritu que de edad física), que su vida le resulta tan sumamente aburrida y miserable que se tiene que meter en la de los demás para darle un aliciente o, que lo hace con toda la mala leche del mundo. Son tantas cosas que me inclino más a pensar que es por la última opción, sino no se entiende, al menos yo no lo entiendo; por más vueltas que le dé, lo mire como lo mire siempre llego a esa conclusión.
Y me jode tanto que me intenten dirigir la vida que muchas veces, saltarías con una contestación que te haría ser la peor persona del mundo para ellos y por respeto a quienes no tienen culpa alguna de ello, te callas. De no ser así, creo que ya habría explotado como una granada de mil quilos (me conozco y sé que tengo una boquita que cuando se la calientan, escupe veneno indiscriminado hacía quien me ataca). Jodida familia, te toca la que te toca porque si la pudieras elegir, más de uno/a cogería sus bártulos y diría ”señores, hasta nunca”, ¡yo la primera os lo aseguro!.
Con lo difícil que resulta a veces seguir batallando con el día a día, como para que encima te pongan ya no piedras, sino rocas en el camino, la leche vamos.
A todas estás personas que necesitan poner a parir a los demás para reafirmarse como (no tengo ni calificativo), les pediría que en vez de gastar su total energía en dar por… a los que estamos tan tranquilos que las gastaran, intentando hacer su vida mejor y sentirse mejores con ellos mismo. ¡Seguro que serían más felices!.
Un saludo para quien me lea, respetad y con respeto sereis tratados…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Días para desconectar

Mi despedida para ti...

Bendita rutina