viernes, 21 de noviembre de 2008

De donde somos

Algo que se ha convertido ya muy familiar es el pre juzgar a la gente dependiendo de donde ha nacido (por si no fuera ya bastante que lo hagan por ni molestarse en conocerte). Cuantas veces se han oído frases como: los catalanes son unos tacaños (aún le busco el sentido,yo no encajo ahí joer), los madrileños son unos chulescos (espero que no todos caray! jaja), los sevillanos son unos falsos (mi mejor amiga es sevillana y ni de coña vamos), los gallegos son tal, los de allá son cual...
La verdad es que en muchas de estas etiquetas no sé que parte de razón puede haber, pero si tengo que ser sincera me jode que se me llegué a escanear por ser catalana (supongo que como todo aquel que tenga una" fama" de donde vive), pero admito que en alguna ocasión yo misma he puesto estas etiquetas (malas experiencias con personas y que casualmente, encajan con la fama de su lugar de nacimeinto; una fórmula que te hace dar la razón) menos mal que otras experiencias buenas me han echo quitarme ese recelo y olvidarlo por completo, trás conocer bien a esa persona. ¿Porqué somos así? muy fácil, porqué somos algo tontos y nos creemos antes lo que nos dicen que no, tomarnos la molestia de ver si es verdad lo que nos dicen. Como en todo, siempre nos acordamos antes de lo malo que lo bueno (somos así de espléndidos los humanos, hay que joerse!). Por culpa de estas etiquetas puestas por quien sabe que lumbreras, se han creado unos odios entre pueblos que son increibles y que la gente es capaz de llevar hasta el extremo. Estoy segura que si, cogieramos a cada una de esas personas que llegan a odiar a otras por ser de una tierra u otra y, les preguntaramos el porqué de ese odio, ni sabrían de donde sale. Eso es lo más triste de todo, que sin tener un motivo real, ese odio se ha ido propagando de generación en generación y seguro, que han dejado perder la posibilidad de conocer a gente maravillosa por esa motivo.
Seamos realista y admitamos que en todos los sitios cuecen habas, que ni todo es tan blanco ni tan negro como nos pintan y aprendamos a no juzgar tanto a las personas.De buena y mala gente hay aquí, en China, en Australia o en el vecino del cuarto, así que empecemos a valorar más a la persona por ser como es y por no ser del lugar que sea; solo hay que resguardarse de que no te dañen y ya está no os parece?.
Un saludo para quien me lea, respetad siempre y así sereis tratados!.

2 comentarios:

didac dijo...

de gentuza hay en todos los sitos y en todos los lugares !! los estereotipos marcados por la sociedad son generalmente falsos !!!

a kuidarse mucho y vivan las personas (buenas )
beosos

ens llegim

Darcy dijo...

Es una cosa que odio yo también, odio que me clasifiquen porque soy de tal sitio... Quizàs por eso he cambiado tantas veces de ciudad, jejeje

Un besote!

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...