jueves, 20 de noviembre de 2008

Pintando los días

Os acordais cuando en el cole, nos tocaba hacer un dibujo y pintarlo? que divertido era!. Pues yo estos días es un poco como si volviera a las aulas jeje.
Como la cosa está un poco malamente (¡por no decir que Dios nos coja confesados que esto no ha echo más que empezar!) con todo este tema de la crisis económica, aquí a la artista frustrada no se le ha ocurrido otra cosa que hacer ella misma "con estas manitas, con tus manitas" (como decía aquel anuncio de la tele), la decoración navideña de la tienda. Siempre me ocupo yo de ella (será porque al ser mujer le doy un toque más femenino, que si la tiene que hacer mi jefe ¡ja!) y cada año, intento que sea distinto al de los demás (es muy satisfactorio ver como la gente se para en el escaparate mirando lo que tanto esfuerzo y tiempo has invertido).
Para este año he andado trasteando por internet buscando las típicas figuras que representan la navidad (copos de nieve, velas, campanas, renos, muñecos de nieve...), las he imprimido en papel, recortado y luego lo más difícil (es que una admite públicamente que es torpe,el primer paso es reconocerlo no?, pues yo lo doy: soy torpe de narices!), pintarlas todas. Para ser sincera estoy disfrutando como una niña con esto; rodeada de tijeras, botecitos de pintura (con más de alguno me he peleado porque ando aprovechando unos que tenía, ya sabeis la cosa esta apretada! y los he estado modificando de color para dar con el que necesitaba y no tener que coger uno nuevo. Mal pensado, ni a la de tres lo he conseguido y casi acabo a tortas con el ordenador de colores jejejeje), pinceles...Viendo el resultado una vez secos pienso que no están nada mal!, es de esas pequeñas cosas que te dan satisfacción, fruto de las ganas y el cariño con las que las he echo. Yo no sería yo, sinó le pusiera en todo lo que hago mi gotita de cariño, son formas de ser ya lo sé, pero me gusta darle ese sello personal.
Es como cuando a lo mejor me voy unos días de vacaciones y le digo a mi jefe, que me cuide bien a mis clientes jajajajaja (menos mal que ya me conoce, que si fuera otro me diría "pero si el negocio es mío muchacha". Aún así, creo que me hace caso y todo jaja). Siempre intento tratar a todo el mundo con cariño pues así, es una manera de asegurarte que volveran una segunda vez, sinó pensadlo que preferís: entrar en una tienda y salir de allí con una sonrisa en la cara y una atención con esmero o por lo contrario, entrar, que os señalen una estanteria, pagar y marcharos?. Personalmente, prefiero lo segundo; en los lugares que me han tratado bien, siempre vuelvo ahora en los que me han tratado como un monedero andante, pasó de largo. Actuo de una manera coherente, es decir devuelvo lo que me dan, como dice el refrán "amor con amor se paga" y es bien cierto.
Os recomiendo que si podais hagais como yo, os armeis de ganas y paciencia y os hagais adornos navideños caseros; ya no es por el dinero que os podeis ahorrar (que ya es una buena motivación), sinó por el buen rato que pasareis!!.
Un saludo para quien me lea, respetad y así sereis tratados,recordadlo siempre...

1 comentario:

Darcy dijo...

Yo tampoco soy muy manitas, pero he de reconocer que cuando he tenido que hacer alguna cosa asì me he divertido mucho :-)

Un beso!

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...