viernes, 18 de junio de 2010

Nuestra primera vez

Un sábado por la mañana supimos, que ya te habías decidido a venir para conocer a tu familia, YA ESTBAS EN CAMINO.
Te confieso que cuando vi las dos rayitas granates de la prueva,mami se asustó (lo normal seria que saltase y brincase de alegría,pero soy asín de capullina y me entró el acojone de mi vida).No porque no quisiera que llegase ese momento sinó, porque como soy una neuras de cuidado (traducido a: aprensiva de cojo... que piensa que to lo malo le pasa a ella...) y desde hacia días,tenía bastantes dolores lo primero que pensé es que mi embarazo no se había instaurado donde tocaba (y no,no tengo ni titulo de médico ni he cursado la carrera para afirmar algo así,eso si pensar que lo malo siempre viene a mi,se me da de coña!); cariño ten paciencia con mami porque habrá veces que seguro querrás abofetearla para que deje de ser taaaaaaaaan tonta.
Cada semana que ha ido pasando,he observado como mi cuerpo iba cambiando para poderte hacer el hueco que mereces: primero estaba más llorona que una magdalena y con unos dolores que las pasé realmente canutas (era cuando tu aún te estabas instaurando en mi), luego empezamos con el estómago (entre las hormonas y demás cariño, estos meses le has puesto a tu madre el estómago más revuelto que una lavadora en pleno centrifugado) y casi todo lo que hemos comido ha tardado más horas en digerirse de lo normal. Por suerte,ya poco a poco vamos pasando etapas juntos: la primera analítica (mami entré a la consulta en plan Rambo,aún no sé como la enfermera no me mandó a la mi...todavía quedan buenas personas si) y hoy,uno de los momentos más preciosos que he vivido la primera vez que he podido verte y oírte: la primera ecografía.
Esta mañana nada más levantarme he pensado en las ganas que tenía de verte por primera vez, escuchar tu corazoncito y sobre todo,que me dijeran que estabas bien. Hasta ahora "teoricamente" estaba todo bien, pero necesitaba verte para asegurarme.Ni te imaginas lo que he sentido al verte ¡pufffff! ha sido tan maravilloso,mágico, precioso... que me faltan palabras para describirlo.
Ver como tu pequeño cuerpecito se movía arriba y abajo,como me enseñaban donde estaban tus manitas,tu cara,tu cerebro,tu redonda barriguita,tu columna tu TODO ha sido muy emotivo .No he podido evitar llorar de pura emoción mi vida,la emoción de una mami primeriza que consigue ver por primera vez al ser más especial de su vida: su hijo.
Y escuchar tu corazón latir aceleradamente ha sido música para papi y para mi (si,no creas que te he visto yo sola,papá estaba ahí con nosotros).Guardo en mi memoria cada imagen que nos has regalado,cada pose, cada parte de ti como el mayor tesoro que puedo tener.Lástima que la foto que nos han dado,es la que peor se te ve. La frase que más me ha tranquilizado ha sido la de saber que estas bien ha sido oirla y la mitad de mis temores, desaparecer.
¿Sabes? no puedo evitar que se me empañen los ojos de acordarme de tu imagen, mamá ya es llorona de por si no te asustes, pero los sentimientos estan a flor de piel hoy (seguro que lo sientes tu también, como espero que sientas todas las caricias que te doy a diario).Te quiero mi tesoro precioso.

4 comentarios:

Darcy dijo...

Esto es solo el principio... ya veràs después cuando empieces a notar las pataditas, es lo mejor que te pueda pasar.
Enhorabuena papis.

Paloma dijo...

Enhorabuenaa!!!!!! Que sorpresa mas buena!! A parti de ahora todo va a ser una experiencia nueva y maravillosa ¡¡bienvenida al maravilloso mundo de ser mama!!!

JOAN dijo...

Felicidades, precioso relato de un precioso sentimiento ;)

Nico dijo...

Vaya!... buen blog eh? pasaré a menudo por aquí :)!

Te dejo la invitación al mío pues! sería gran privilegio tenerte por allí.

Saludos y felicitaciones por el blog

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...