viernes, 16 de septiembre de 2016

Bendita rutina

Las vacaciones están hechas para la gente con dinero y sin hijos, como no tengas de uno y dos de los otros, estas vendida y jodida por que no decirlo.
 
No se si es esta recién estrenada maternidad doble (entiéndase tener dos hijos eh?) tiene algo que ver o es simplemente que mi pequeño, esta creciendo y haciéndose como personita, pero es que que vaya mesecitos de verdad. Eso si muchos cabreos por mi parte, mucho grito (medio vecindario deben saber nuestros nombres de carrerilla fijo) mucho calor, un niño de casi 6 años más su hermana de camino al añito es un bombazo de tres pares señores. Añadirle al coctel que papa no puede hacer vacaciones en los meses ni de verano ni invierno es ya la guinda a un verano que me las ha hecho pasar moradas para llegar al día 12 de Septiembre (fecha mágica que es cuando ha empezado el cole el mayor).

Yo he tirado estos meses con mi dosis de chute para dormir con lo que vuelvo a ser persona, con más de un sofocón de los buenos pero sin ser las explosiones de antes. Y ello me hace estar medio contenta porque me gustaría ser capaz de controlarlas y evitar que salieran fuera, no se si lo llegaré a conseguir del todo o es que mi naturaleza es así de histérica.

Y estrenamos nueva etapa con el mayor, empezamos primaria con el correspondiente desembolso de euros que es un contento oyes, que si sumas la cosa va por unos 600 eurillos de na, calderilla para algunos y un sueldo, para otros, una ruina ruinosa señores (benditos abuelos de verdad).

Las vacaciones me han hecho volver a sentirme saturada porque no tengo descanso alguno de mis labores como madre, he estado más horas con mi ratón y eso ha tenido ratos buenos y ratos, menos buenos. Lo bueno es que con el fin de ellas, vuelvo a poder medio respirar y ya no solo porque ha empezado el cole, sino porque he empezado a ejercer de canguro un ratito cada día y eso me esta permitiendo pequeñas dosis de desconexión que me están viniendo genial.Me mata levantarme temprano pero tras un buen desayuno me enfundo el mp3 y camino mis 20 minutos hasta la casa (yo no doy por saco con mi música a nadie,no como los tontainas de las gorras mal puestas que van con su mierdamúsica a toda leche y pa todos). Y aguanto como una campeona hasta las 11 y poco de la noche sin olvidarme de hacer comidas, cenas, leer cuentos, plancha y estas con mis solecitos. Eso si. acabo muerta matá y es meterme en la cama y hasta la mañana siguiente no toy jeje.

Por esto mismo quiero empezar a rebajar la dosis de ansiolíticos hasta dejarlos del todo, el ir más cansada y tener estas pequeñas válvulas creo que me ayudarán a llevarlo mejor; así que el 19 supongo que ya empezaremos pues tengo medico. Y nada más porque tras mi primera semana de vuelta a trabajar estoy que no puedo con mi vida, así que me retiro a mis reales aposentos y desearos los mejor para el fin de semana.

No hay comentarios:

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...