jueves, 26 de marzo de 2009

Internet querido y odiado.

Gracias a las nuevas tecnologías de estos tiempos, teniendo un ordenador, una pantalla, un teclado y conexión a Internet puedes tener una ventana abierta al mundo. Me gusta llamarle cariñosamente ventana, pues para mi es muy similar, ya que puedes abrir tu mundo a quien gustes y cerrarlo cuando quieras. Yo lo descubrí hará ya unos siete años (por mi amor que ya lleva más años que yo navegando por esta agua); mis primeros pasos fueron torpes y pequeños (apenas tenía rapidez en escritura) pero iba avanzando cada vez más. De lo primero que me “enseñó” mi amor fue a poder hablar con personas que estaban a muchos kilómetros de ti, a través de un programa de chateo (mundialmente conocido como Messenger), me presentó a sus contactos y pronto me hice muy a fin con una chica. Como siempre se dice el roce hace el cariño y, a medida que íbamos chateando, más queríamos conocernos en persona; por eso en cuanto pudimos arreglar un viajecito, nos plantamos donde ella vivía y nos conocimos cara a cara. Fue muy bonito descubrir que todo el cariño y amistad que habíamos demostrado la una por la otra era sincero, tras ese primer viaje le siguieron muchos más en los que fuimos creando una gran amistad tanto con ella como su pareja, tres personas a las que quiero mucho (juntos pudimos ser partícipes de su boda y del nacimiento de su hija).
Esta primera experiencia me animó a querer conocer en persona a esas pantallas parpadeantes con las que muy a menudo hablábamos, reíamos compartiendo muchas horas. Cuando tras un tiempo prudencial por así decirlo (tiempo en el que puedes darte cuenta si alguien va con intenciones poco claras y si es sincera contigo) de mantener contacto con alguien, veo que realmente tenemos afinidades y que la amistad es de verdad, me gusta poder quedar con esa persona. Muchos podéis pensar que es una locura pues es bien sabido que muchos tras una pantalla mienten (aún no entiendo el porque de ello, será que esconderse tras un teclado les da algún tipo de poder o la seguridad que no tienen en su día a día, no se yo…) engañan buscando muchas veces sexo y muchas estupideces más; pero por suerte para muchos, aún quedan personas que tan solo “buscan” simple y buena amistad, nada más que amistad.
En mi caso en particular os puedo contar que las veces que me he lanzado a la aventura, he tenido la inmensa suerte de topar con personas aún más encantadoras de lo que había imaginado; personas que me han abierto las puertas de su casa de par en par, compartiendo juntos muchas horas de conversaciones donde descubres mucho más a tu amigo/a de “Internet”, salidas de juerga, muchos momentos de complicidad y cariño.
Estas escapadas para conocerles me han permitido conocer lugares en los que no había estado nunca (Málaga, Asturias, Gerona, Valencia, Alcoy, Benidorm…) y disfrutar de la maravillosa compañía de mis amigos de “Internet” .
Puede que haya quien piense que menudas ganas las mías de “buscar” mis amigos a una distancia tan grande de mi casa, y quizás tienen razón pues es el mayor impedimento que tengo para compartir más horas con ellos, pero también pienso que la amistad es algo que nace y no puedes elegir el lugar de donde es tu amigo/a, le aceptas sea de donde sea, sino ya no sería amistad…
A parte de permitirte tener amigos, Internet es un mundo donde se encuentra mucha información del tipo que sea (incluso la peor aparece en el) haciéndonos un poquito más fácil la vida: desde tu casa puedes hacer compras, mirar la cuenta del banco, comprobar el estado de la carretera e infinidad de cosas más. Como en todo hay ventajas y desventajas pero por mi parte os digo, que me alegro de que exista este medio para podernos comunicar y hasta expresar nuestras inquietudes, sentimientos o lo que nos plazca,¿no os parece?.
Un saludo para quien me lea, recordad: respetad y con respeto seréis tratados.

2 comentarios:

Yogui dijo...

Lo que cuentas es una parte de la muy odiada "globalización" y papi yo creemos que cierto tipo de globalización es buena. No se puede ser muy radical en esta vida, que es demasiado cortita para ir poniendo cortapisas... Muy buena idea la de los viajes sino fuera porque en casa tenemos al enemigo numero uno de esto de Internet...
Un abrazo y muchos mimos al tete y al "primín".
Carlos y Yogui

PEQUEBARBIE dijo...

Niña estoy contigo, yo tengo muy buenas experiencias con internet, y no me arrepiento en absoluto, y si eso te da la oportunidad de viajar y tener vinculos más cercanos con gente que vive lejos, porque no??

Besitos y buen finde

Las horas en la vida

El otro día fregando los platos tras la cena, pensaba que las horas del reloj tienen un diferente significado según la edad que tengas, me e...